Programa de desarrollo sustentable de la sierra de Santa Rosa Guanajuato

Programa de desarrollo sustentable de la sierra de Santa Rosa Guanajuato.

Por: Arturo García Lozano

Ha laborado en conservación, educación ambiental y desarrollo rural comunitario, entre ellos: FUNDAE, A.C.; Grupo Ecológico de la Sierra Gorda, Consejo Nacional de Cuerpos de Conservación Mexicanos, A.C., Presidencia Municipal de Guanajuato e Instituto de la Mujer Guanajuatense. Se ha capacitado durante 10 años en Desarrollo Comunitario, Educación Ambiental, Desarrollo Institucional, Procuración de Fondos, Manejo de Recursos Naturales, Planificación de Areas Naturales Protegidas, Contingencias de la Vida Silvestre, Solución a Problemas Ambientales y Participación Social. Diplomado en Proyectos Productivos por la Universidad del Norte de Guanajuato. Desde 1998 a la fecha es el director de Cuerpos de Conservación de Guanajuato, A.C. (CCG, A.C). Su correo electrónico es ccgac@mixmail.com

En tema de prioritaria importancia en el mundo y en todos los sectores de la sociedad, es la problemática ambiental del planeta y la creación de estrategias de conservación de la biodiversidad y de la base de recursos que sustenta a la población.

Los planteamientos en torno a este tema coinciden en que el problema abarca ámbitos globales. Así mismo, las estrategias para la conservación y las vías que conducirán hacia el desarrollo sustentable de las comunidades humanas confluyen en el carácter regional y microregional en la solución de la problemática de cada país, con una profunda participación de los habitantes locales.

Es evidente que lejos de disminuir, aumenta año con año la presión que las zonas urbanas y comunidades rurales ejercen sobre las áreas naturales del territorio nacional, principalmente aquellas que se localizan en torno a estas áreas, como las ciudades industriales y las comunidades con pocas o nulas oportunidades de acceso al desarrollo humano, social y económico; ya sea por aumento demográfico, por uso inadecuado de los recursos, por contaminación, etc. Esto ocasiona la pérdida de la biodiversidad y aleja las posibilidades hacia un desarrollo integral de la sociedad en su conjunto.

Esta presión sobre la naturaleza se fortalece por el aún poco conocimiento que existe sobre qué actividades y con qué intensidad se pueden desarrollar en áreas específicas, que sean compatibles con la conservación de la biodiversidad y con el desarrollo humano.

Una alternativa real y elemento fundamental en las políticas nacionales e internacionales para la conservación de la naturaleza es la creación de Áreas Naturales Protegidas, no obstante, presentan limitantes en cuanto a la cobertura y extensión suficientes para la totalidad del territorio que requiere de la protección de sus ecosistemas (Halffter, 1994).

El estado de Guanajuato ha dado un paso importante en la instrumentación de mecanismos de protección de la flora y la fauna con el establecimiento del Sistema de Áreas Naturales Protegidas del Estado de Guanajuato (SANPEG).

No obstante, los problemas de escasez y falta de recursos, entre los que destaca en primer lugar el agotamiento del agua, son tan vastos que no existe institución ni programa que de manera aislada pueda aportar una solución a largo plazo. Por el contrario, buscar las formas y mecanismos de participación entre el Gobierno, la sociedad civil organizada y la sociedad en general, darán la oportunidad de asegurar la disponibilidad de recursos naturales y de cambiar las condiciones de vida de muchos guanajuatenses.

El reto más importante al que nos enfrentamos las organizaciones en general, es el de poder realizar esfuerzos conjuntos y trabajos coordinados que tengan continuidad e impactos medibles a través del tiempo, forjando fuertes lazos de cooperación entre la sociedad.

En Cuerpos de Conservación Guanajuato, A.C. trabajamos desde esta perspectiva, involucrando a los jóvenes a desarrollar trabajo voluntario dentro de nuestros proyectos. En las comunidades con las cuales venimos trabajando en la Sierra de Santa Rosa, estamos construyendo, junto con sus habitantes, acciones para mejorar sus condiciones de vida, ingresos económicos y el mejoramiento de su entorno. Con ellos estamos realizando un programa de desarrollo que hemos denominado:

Programa de Desarrollo Sustentable de la Sierra de Santa Rosa Guanajuato, México.

Marco general

La Sierra de Santa Rosa forma parte de la Sierra Central de Guanajuato y ocupa una extensión aproximada de 140 mil hectáreas, abarcando los municipios de San Felipe, Dolores Hidalgo y Guanajuato.

Esta Sierra representa la zona más húmeda del estado con una precipitación anual que varía de los 650 a 850 mm lo que la convierte en una zona estratégica para asegurar la captación de agua en los mantos freáticos de las subcuencas hidrológicas de La Purísima y del Río Laja, además de mantener una función importante como reguladora del ciclo del agua y la temperatura de la región, mantener una diversidad de especies florísticas y faunísticas y ser una fuente de recursos naturales para los habitantes locales de la serranía de tres municipios.

Flora

Es una zona de bosque templado donde predomina el bosque de encino (Quercus sp.), con asociaciones de madroño (Arbutus sp.), aliso o áile (Alnus acuminata), pingüica (Arcthostaphillus sp.) y en algunas zonas con matorral xerófilo. Existen además 184 especies de flora medicinal y 50 de hongos macroscópicos.

Fauna

En esta sierra habitan el venado cola blanca (Odocoileus virginianus), el coyote (Canis latrans), el gato montés (Lynx rufus), el cacomixtle (Bassariscus astutus), el armadillo (Dasypus novemcinctus) y en tiempos no muy remotos, habitaban el puma (Felis concolor) y el lobo mexicano (Canis lupus). Además existen 22 especies de anfibios y 174 de aves, entre las que destacan siete especies amenazadas o en peligro de extinción (NOM-059-ECOL-1994,DOF): El Aguila Real (Aquila chrysaetos), ave residente -nuestro Emblema Nacional- dos especies de mosqueros (Contopus borealis y Contopus sordidulus), y cuatro Chipes (Seiurus motacilla, Dendroica chrysoparia, Dendroica fusca y Oporornis formosus); estas últimas, aves migratorias cuyas rutas abarcan desde el centro y sur de Canadá hasta Centroamérica, utilizando a esta sierra como punto importante para su descanso y alimentación durante su migración.

Población

Por más de 400 años la zona ha sido explotada por sus recursos, principalmente los árboles como proveedores de leña y carbón (su explotación más importante la sufrió durante el auge de la época minera en Guanajuato). Actualmente sustenta a más de 3,800 habitantes dedicados a actividades como la agricultura, ganadería extensiva, explotación forestal, minería, comercio de productos provenientes de la fruticultura y la floricultura, venta de tierra de monte, etc. Todas estas son actividades de subsistencia. Otros más se emplean en cerámicas, restaurantes y en comercios establecidos en la comunidad de Santa Rosa de Lima.

Estos comercios y empresas familiares, junto a la concesionaria forestal más importante de la región, representan una fuente constante de empleo para los jóvenes serranos; influyendo positivamente en la economía de un número significativo de familias.

Existe otro sector de la población local que se traslada a ciudades cercanas como Guanajuato, León, Silao y Dolores Hidalgo, para emplearse en actividades domésticas y en diferentes oficios. Finalmente, algunos emigran a USA y Canadá en busca de nuevos horizontes.

Problemática

Esta sierra resiente un creciente impacto sobre sus ecosistemas, ya sea por cambios de uso del suelo, pastoreo extensivo, extracción ilegal de flora y fauna y de recursos forestales, manejo inadecuado de laderas para cultivo, etc.; y recientemente, por contaminación de arroyos y ríos por las descargas de drenajes domésticos, descargas de la minería, basureros ilegales dispersos y defecación al aire libre. Esta problemática está asociada a una falta de regulación y diseño de los asentamientos humanos y su crecimiento hacia zonas aptas para tales actividades, es decir, no existe una estrategia de desarrollo armónico de la población con su entorno. De acuerdo a las asambleas realizadas para el autodiagnóstico de seis comunidades, la normatividad para el aprovechamiento forestal dista mucho de satisfacer los intereses de bienestar económico de los usufructuarios del bosque y del mantenimiento del bosque mismo y no existen programas de manejo adecuados. Por otro lado, existen recursos que pueden representar alternativas económicas importantes para la población local como lo pueden ser el mejor aprovechamiento de los frutos cultivados y los silvestres, recursos que son subutilizados.

Los programas y proyectos de protección de áreas naturales que han intentado encontrar una nueva forma de manejo de los recursos naturales de esta sierra, no han logrado trascender ni resolver las condiciones de precariedad en la que viven las familias serranas y distan mucho de lograr que las comunidades inicien procesos autogestivos, productivos y de manejo sustentable de los recursos.

El presente programa es el resultado y continuidad del Proyecto de Educación Ambiental y Mejoramiento Comunitario de la Sierra de Santa Rosa Guanajuato, México; 1998-2000; iniciado en 1998 por Cuerpos de Conservación Guanajuato, A.C.

En el transcurso de tres años del proyecto se desarrollaron talleres de capacitación para el cultivo y manejo de huertos de árboles frutales y de hortalizas y la elaboración de conservas de frutas y verduras. Se capacitó a las comunidades en la construcción de estufas LORENA y elaboración de fertilizantes orgánicos como la composta. En general, se capacitó sobre aspectos técnicos sobre el manejo de los recursos naturales y proyectos productivos abordando el autodiagnóstico y la organización comunitaria como herramientas fundamentales para el desarrollo.

Se elaboró una Tesis de Licenciatura denominada: "Procedimientos generales de conservación de alimentos dirigido a cinco comunidades de la sierra de Santa Rosa, Gto." con la cual obtuvieron el título de Ingeniero en Alimentos dos instructoras del programa de mejoramiento comunitario, egresadas del Instituto de Ciencias Agrícolas de la Universidad de Guanajuato.

Este año, en conjunto con un grupo de 50 mujeres y hombres participantes en el proyecto, se concluyó el proceso para la implantación de un Taller de elaboración de conservas en Santa Rosa de Lima, para producción de ates, mermeladas, almíbares y encurtidos de frutas y verduras de la región, para autoconsumo y comercialización.

Así mismo, está en proceso de constitución la Unión de Sociedades de Producción Rural que la conforman pequeñas sociedades formadas en cada comunidad. Lo anterior ha permitido que las microcuencas donde se encuentran estas comunidades, hayan sido consideradas como prioritarias por el Programa de Rehabilitación de los Recursos Naturales en Cuencas de Captación de la SDAyR, el año pasado y por la Presidencia Municipal de Guanajuato.

Paralelamente se implantó el Proyecto Piloto de Educación Ambiental llamado "El Pájaro del Alma" que se lleva a cabo en las escuelas primarias de El Puerto de Santa Rosa y Santa Rosa de Lima.

De manera adicional, han dado inicio los trabajos de restauración de ríos y arroyos en seis comunidades (El Potrero, Cañada de la Virgen, Picones, Rancho de Enmedio, Mesa de Hernández y Santa Rosa de Lima), dentro de un proyecto conjunto con otras tres ONG: Salvemos al Río Laja, A.C., Fundación de Apoyo Infantil A.C. (FAI) y el Centro de Atención a Jóvenes de San Miguel de Allende, A.C. (CASA); el cual tendrá una duración, en una primera etapa, de dos años: 2001-2002. Con este proyecto se están beneficiando 12 personas cada mes con becas de apoyo económico y se les proporciona capacitación constante.

También estamos realizando los Censos Estacionales de las Aves de la Sierra de Santa Rosa para los años 2001 a 2005. Este proyecto permite la investigación de un grupo de organismos que son indicadores confiables del grado de conservación o de impacto ambiental de la masa forestal que compone esta sierra. Se están generando empleos y capacitación a miembros de las comunidades en el monitoreo de aves y la conservación de su hábitat.

El Centro de Desarrollo Humano de Guanajuato, A.C. está elaborando un Modelo de Acción Social en base a la sistematización de la experiencia de este proyecto: Modelo de Desarrollo Sustentable, el cual servirá para difundir la experiencia a otras ONG´s, instituciones y organizaciones de base del estado.

Metas

- Lograr el desarrollo humano, socio-cultural, ambiental y económico de 15 comunidades del municipio de Guanajuato en base a la formación, capacitación y desarrollo de proyectos productivos para el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales de la Sierra de Santa Rosa.

- Conservar la biodiversidad y restaurar los suelos, el agua y el bosque de esta sierra para beneficio de los guanajuatenses.

Objetivos

- Diagnosticar las condiciones sociales, económicas y culturales de las 15 comunidades mediante métodos participativos.

- Desarrollar estrategias de conservación y uso sustentable de los recursos naturales con la participación de los habitantes locales.

- Implantar tres proyectos productivos con perspectiva de género como resultado de la planeación y la organización micro regional.

- Implantar dos programas paralelos de formación en Educación Ambiental y Mejoramiento Comunitario dirigidos a las comunidades participantes.

- Desarrollar acciones de rehabilitación de los recursos forestales, los suelos y los ríos de las microcuencas Santa Rosa, Cuatro Ranchos y Peñuelitas, que forman parte de las subcuencas hidrológicas del Río Laja y La Purísima.

- Generar un modelo de desarrollo sustentable a partir de la sistematización de la metodología y experiencias del programa.

- Consolidar la Unión de Sociedades de Producción Rural y el taller de producción de conservas.

Comunidades participantes

El programa se realiza en tres microcuencas prioritarias para el municipio de Guanajuato: Microcuenca Cuatro Ranchos, Microcuenca Santa Rosa y Microcuenca Peñuelitas. Estas microcuencas están ubicadas en el parteaguas de las subcuencas de La Purísima y del Río Laja.

Con estos ejemplos, en CCG, A.C. queremos demostrar que es posible generar cambios en la forma de trabajar de la sociedad, que es posible participar en procesos de desarrollo comunitario y que podemos aportar nuestro tiempo, talento y trabajo para enfrentar los retos de la conservación ambiental. Te invitamos...puedes aprender haciendo!

Bibliografía

Ceballos Lascuráin, Héctor. 1994. Estrategia Nacional de Ecoturismo para México. Secretaría de Turismo.

CCA/IEG. 1998. Información Relativa al Sistema de áreas Naturales Protegidas del Estado de Guanajuato.

Halffter, Gonzalo. 1993. Conservación de la Biodiversidad: Un reto de fin de siglo. Curso-Taller sobre estrategia de Planeación de la Biodiversidad. Instituto de Ecología, Xalapa, Veracruz.

La Jornada Ecológica. Suplemento número 67 lunes 25 de mayo de 1998.

SALDEBAS, A.C. 1999. Curso-Taller: Visualizando el Camino hacia el Fortalecimiento Institucional. Tepozttlán, Morelos.

The Natural Conservancy. 1993. Recursos para el éxito.