SISTEMA DE INFORMACION AGROPECUARIA DE GUANAJUATO, SIAG

"SISTEMA DE INFORMACIÓN AGROPECUARIA DE GUANAJUATO, SIAG"

Dr. José Antonio Laborde Cancino
Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Rural (SDAyR)

RESUMEN

Debido a la necesidad de contar con información actualizada agrícola, pecuaria y forestal, se diseñó una encuesta para obtener la información directa de campo en todo el estado de Guanajuato. Dicha actividad estuvo enmarcada dentro del programa "Sistemas de Información Agropecuaria" de la Alianza para el Campo, en la que concurren por partes iguales fondos estatales y federales.

Para optimizar recursos se decidió levantar la información a nivel de "conglomerado", definiéndose como tal un ejido, o en el caso de la pequeña propiedad predios de 20 hectáreas o más excepto aquellos con superficies menores a 20 hectáreas los que se agruparon arbitrariamente con predios vecinos entre sí en un solo conglomerado. Para este estudio resultaron un total de 6,783 conglomerados cubriendo totalmente los 46 municipios del estado.

El sistema desarrollado para tal fin permite hacer consultas en cualquier nivel de agrupación y generando nuevas variables al combinar los datos originales. A pesar de no ser un sistema georeferenciado, se puede usar como tal al tomar ventaja del SIP (Sistema de Información para la Planeación), desarrollado por CODEREG, ya que se cuenta con capas georeferenciadas que incluyen el conteo 95 de INEGI, carreteras, núcleos urbanos, etc. El trabajo adicional que se desarrolló en el SIAG, fue agregarle a cada conglomerado el AGEB correspondiente, mismo que está debidamente georeferenciado en SIP, por lo que se puede expresar la información en mapas temáticos, al igual que en cualquier sistema georeferenciado.

Se ha usado la misma técnica de agregar la clave de AGEB o población, a una serie de bancos de información generados con otros propósitos, los cuales podemos representar también en mapas temáticos. Se presentan ejemplos de programas de Alianza para el Campo, y de datos meteorológicos históricos demostrando la enorme ventaja de contar a nivel estatal con un sistema genérico de SIP que nos facilita la presentación georeferenciada de programas e información que no se hicieron con dicho propósito.

ANTECEDENTES:

Cualquier esfuerzo de planeación o para dirigir programas de apoyo, requiere de información detallada, real y actualizada. Desde finales de 1995 se dictaminó que para el ámbito agropecuario y forestal, dicha información no se encontraba disponible para Guanajuato, por lo que se decidió emprender una acción específica para tal fin. Apoyados en el programa de Información Estadística Agropecuaria, de la Alianza para el Campo en la cual concurren por partes iguales fondos federales y del Gobierno de Guanajuato, se inició el primer esfuerzo bajo una acción denominada "Directorio de Informantes" cuyos alcances estaban limitados exclusivamente a levantar un listado de las diferentes personas que pudieran ofrecer información agropecuaria y forestal. Al contrastar las necesidades del sector con la información que se contaba, se concluyó, por parte de la Delegación SAGAR en Guanajuato y por SDAyR, que el proyecto de Directorio de Informantes debiera ser mucho más amplio, ambicioso y que tuviera los ingredientes modernos de los sistemas computacionales para poder ser consultado en un sinnúmero de formas considerando todos los usuarios potenciales.

CUESTIONARIO BÁSICO:

Se realizaron numerosas reuniones con el personal de los Distritos de Desarrollo Rural de SAGAR, quienes están comisionados al gobierno del Estado, para ver que tipo de información sería conveniente actualizar, conseguir, solicitar, de acuerdo a la información disponible y a las necesidades estimadas. Se ensillaron los principales tópicos requeridos y se agruparon por categorías que se enlistaron en un cuestionario básico. Durante el primer año se corrió una muestra piloto en dos municipios a los que se aplicó totalmente dicho cuestionario. Se hizo un análisis y evaluación del resultado, mediante el cual se ajustaron las preguntas, se precisó la información solicitada, se simplificó el cuestionario básico y se diseñó el sistema computacional que permitiera tanto la captura como la consulta del mismo. La relación de las preguntas y la estructura del cuestionario se presenta en la primera parte del anexo.

CONGLOMERADO, CÉLULA BÁSICA DE ENCUESTA:

Se definió así mismo que no era práctico levantar la información individual de todos los productores del estado ni se veía la conveniencia de "muestrear" partes del estado para inferir el resto. Se optó por encuestar a todos los "conglomerados" del estado, considerándolos como "unidades", y delimitándolos en la siguiente forma: cada ejido, independientemente de su tamaño y número de productores, se consideró como un conglomerado, mientras que en la pequeña propiedad cualquier unidad de producción mayor a 20 hectáreas constituía un conglomerado. Aquellas menores a 20 hectáreas se agruparon arbitrariamente de acuerdo a los predios vecinos. Con esta metodología se terminó la estructura del Sistema de Información Agropecuaria de Guanajuato (SIAG) con 7,683 conglomerados de los 46 municipios del estado. Se presenta en la segunda parte del anexo el desglose de AGEBs por municipio, indicando el número de conglomerados por AGEB y por municipio

LIMITANTES DEL RESULTADO:

Es obvio que los resultados distan mucho de equipararse a los de un censo, pero no existe en la actualidad información equivalente que nos muestre ni siquiera remotamente, los indicadores que con el SIAG hemos obtenido.

La principal limitante, además de la arbitrariedad de la definición de los conglomerados, es que la información de todo un ejido solamente se tomó con la "estimación" de una persona, normalmente el Presidente del comisariado ejidal, que aunque conoce perfectamente su ejido, no necesariamente tiene correctamente cuantificado, por ejemplo, el número de cabezas de ganado, o la cantidad de tractores y la marca y modelo de los mismos que hay en el ejido. En la pequeña propiedad también existe dicha vaguedad, ya que en muchos casos el encargado o mayordomo fue quien suministró los datos. Dicha información se tomó "de buena fe" sin haber verificado en detalle los datos proporcionados. Algunos, como superficies agrícolas, pecuarias y forestales, se han ajustado "cruzando" información disponible de otras fuentes.

A pesar de dichas limitantes, las corridas que se han hecho con los datos obtenidos correlacionan muy favorablemente con la información empírica y de "tanteo", que se pueda preguntar, y forma por lo mismo la base de datos mas actualizada de infraestructura, actividades e inventario agropecuario del momento. No tenemos conocimiento de que se cuente con información equivalente en ningún otro estado y sabemos que el programa de Directorio de Informantes, de la Alianza para el Campo, se dirigió en el resto del país a objetivos diferentes y mucho más limitados que los propuestos y obtenidos en Guanajuato.

SISTEMA DINÁMICO, NO RESULTADOS ESTÁTICOS:

Con fondos adicionales solicitados a la Alianza para el Campo, se pudo llevar a cabo el levantamiento de dicho cuestionario en todo el Estado. A mediados de 1999 se terminó el levantamiento de campo y se hicieron pruebas del sistema y la consistencia de la información, ajustándose las anomalías que se pudieron detectar, como por ejemplo errores al capturar las marcas de los tractores, en que en unos casos usaron iniciales, y en otros el nombre completo. Dichos ajustes se terminaron en diciembre de 1999, siendo la información con la actualmente se cuenta. El SIAG se diseñó desde su concepción como un sistema dinámico, de constante ajuste que permitiera la actualización de la información. Mención especial requieren las estadísticas agrícolas que se generan mes a mes sin una metodología de muestreo específica y con personal insuficiente que se traduce en aproximaciones muy burdas y de datos "tradicionales" de la mayoría de los cultivos menores, como el caso de las hortalizas. Con base a la información generada por el SIAG se han detectado aquellos AGEBs que representan la mayor superficie de cada cultivo dentro de un municipio, mismos que serán cuantificados con precisión durante cada ciclo, para de ahí inferir la superficie total por municipio.

Para realizar esta y otras actividades de actualización del SIAG se desarrolló una interface especial que permite transferir los módulos de información a una computadora manual "tipo palm" con la que se capturan, corrigen o actualizan en el campo los datos, y se transfieren en la oficina mediante una sincronización de archivos a la base de datos del SIAG. No tenemos información que dicha práctica se realice en ningún otro Estado.

Cada tres meses, o antes si las condiciones así lo requirieren, se consolidan a nivel de Distrito de Desarrollo Rural los cambios realizados en cada municipio, y se edita la nueva versión estatal, que se sustituye en cada una de las 46 computadoras que para tal fin ha adquirido SDAyR para cada CECAMPO, o sea los Centros de Atención al Campo en cada municipio para consulta local de cualquier usuario.

ENTRENAMIENTO DE PERSONAL:

Se han realizado un sinnúmero de talleres a nivel de los Distritos de Desarrollo Rural, con el personal de sistemas para la administración y consulta del SIAG, así como con el personal de campo quienes supervisan los resultados de las encuestas que realizan los despachos contratados para tal fin. Actualmente el SIAG ya está instalado y se empieza a utilizar en los cinco Distritos de Desarrollo Rural del Estado.

SISTEMA DE ESTADÍSTICAS E INVENTARIO, PERO SIN GEOREFERENCIAS:

El SIAG originalmente solo se diseñó como base de datos, sin ninguna georreferenciación de los conglomerados, ya que hubiera consistido en un trabajo mucho más problemático, tardado y costoso. Sin embargo, gracias al Sistema Estatal de Información Geográfica, (SEIG), en donde se uniformizaron criterios, formatos e información entre las dependencias estatales, se pudo usar el Sistema de Información para la Planeación (SIP), desarrollado por la Comisión de Desarrollo Regional de Guanajuato (CODEREG), como plataforma en la cual se montan los datos generados en SIAG, pero agregándoles su correspondiente clave de población, AGEB o municipio, con el código desarrollado en SIP. Con esa simple técnica, toda la información generada en SIAG se puede desplegar en mapas temáticos. Varios ejemplos se presentan en la tercera parte del anexo.

GEOREFERENCIACIÓN DE OTRA INFORMACIÓN:

Al utilizar dicha metodología con los resultados generados en SIAG, se vio de inmediato la posibilidad de usar cualquier base de datos desarrollada en otro ambiente, pero que al agregarle los códigos respectivos, se puede desplegar gráficamente como si la información georreferenciada se hubiera generado de origen. Hemos transformado en la actualidad nuestros bancos de datos referentes a los diversos apoyos proporcionados a los productores, de tal forma que podemos generar mapas temáticos de cualquiera de ellos.

Se presentan en la última parte del anexo, solo algunos ejemplos, tales como: localización de bordos resultado del programa de bordería del Gobierno del Estado; tractores distribuidos mediante el programa de Alianza para el Campo. Siguiendo la misma técnica podemos también representar mapas temáticos de información tan variada como la proveniente de los datos históricos de clima de las estaciones meteorológicas de CNA, o resultados de análisis de aguas efectuados en el laboratorio de INIFAP.

CONCLUSIÓN:

Es muy saludable que existan foros como el presente para que se difundan los diversos esfuerzos que se realizan por diferentes dependencias, los cuales ayudarán a enriquecer el conocimiento y sobretodo a evitar las costosas duplicidades que tan a menudo se promueven por el "celo" de aquellas dependencias que no quieren compartir "su" información con nadie, y que a menudo contratan costosos estudios con bufetes que en su mayor parte entregan información que la misma dependencia tiene archivada o disponible en publicaciones de INEGI. Podemos ver con satisfacción que en Guanajuato se ha trabajado en los últimos años, a través del Comité Estatal de Información Geográfica CEIG, y del Sistema de Información Geográfica SEIG, en un ambiente tal que ha permitido que proyectos como el SIAG lleguen a resultados concretos en tiempo récord y a una fracción del costo de sistemas similares.

COMPARTIR LA EXPERIENCIA DE GUANAJUATO:

El Sistema de Información Agropecuaria de Guanajuato (SIAG) es parte del Sistema de Información Geográfica de Guanajuato (SEIG) y transforma sin problema sus datos tabulares a mapas temáticos referenciados, gracias a la filosofía y normas del Comité Estatal de Información Geográfica (CEIG). El Centro de información de Guanajuato, (INFO), el equivalente del INEGI a nivel estatal, es quien ha estimulado, fomentado y coordinado las acciones, reuniones y filosofía de trabajo tanto del CEIG como del SEIG.

En un encuentro como este creo conveniente dar el justo reconocimiento y crédito a INFO, al CEIG y al SEIG, ya que son ejemplos non en la administración pública, y no han sido debidamente dados a conocer a personal ajeno a las dependencias del Gobierno del Estado de Guanajuato.

A fines de 1995 se vio la necesidad de tener un medio flexible, constante, e informal de comunicación entre las dependencias estatales sobre los proyectos y esfuerzos que se realizaran entre las diversas dependencias relacionados con información geográfica, para evitar duplicidades y contar con sistemas iguales, o al menos compatibles entre las diversas instancias gubernamentales.

Consientes de las duplicidades que se estaban realizando en los sistemas de información geográfica, en 1996 se convocó a una reunión presidida por el Gobernador del Estado y a la que asistieron los titulares y responsables de informática de todas las dependencias estatales, además de algunas dependencias federales. Quedó ahí delineada la filosofía de trabajo, obligatoria para las dependencias estatales, y sugerida para las dependencias federales: no duplicar trabajos; compartir adelantos; intercambiar libremente información, sistemas y bases de datos. Con estos simples lineamientos desde esa fecha así se ha trabajado a nivel estatal.

La diversidad de las propuestas que surgieron en el seno del CEIG para el funcionamiento del grupo de trabajo estatal, fluctuaba entre una "supersecretaría de informática y geografía", con poder de "veto" absoluto, sin cuya aprobación no pudiera realizarse ningún proyecto de información geográfica, hasta un grupo informal, sin atribuciones legales, ni compromisos formales, que se reuniera periódicamente con el único fin de intercambiar libremente experiencias, conocimientos y adelantos de los proyectos para beneficio de los participantes. Se decidió por este último formato considerando que cuando las circunstancias lo justificaran se transformaría formalmente con atributos, funciones y responsabilidades y debidamente enmarcado dentro de la legislación estatal.

A estas fechas no ha sido necesario llegar a este punto, y cabe resaltar que el CEIG tiene cinco años ininterrumpidos de reunirse mensualmente. El Centro de Información de Guanajuato (INFO) es el responsabilizado de coordinar, apoyar y fomentar todas las actividades relacionadas con el CEIG y consecuentemente con los lineamientos del SEIG. Se ha logrado un continuo intercambio de experiencias con ventajas obvias para todos los participantes, contribuyendo, ajustando y actualizando constantemente la concepción, metas, objetivos y normatividad que deben constituir el Sistema Estatal de Información Geográfica (SEIG).

Dentro del marco de esta presentación del SIAG, resalto solamente aquellos puntos que juzgo conveniente mencionar para dar el debido crédito a la infraestructura de informática que se ha creado dentro del Estado de Guanajuato, mediante la cual se potencializa notablemente cualquier esfuerzo que las diferentes Secretarías y Dependencias hagan en ese sentido, ya que solamente nos resta ligar la información específica de nuestra respectiva responsabilidad, obteniendo en tiempo récord y a costo mínimo, resultados completos de sistemas de información geográfica.

Algunas dependencias federales participaron en la reunión encabezada por el gobernador en 1996, y a pesar de que suscribieron los mismos principios, e inclusive asistieron a las primeras reuniones del CEIG su participación se fue diluyendo de tal forma que no han vuelto a participar en ninguna acción conjunta desde 1998. Con tristeza por un lado, y con orgullo por el otro, contrastamos la situación de 1996. Muy a la cabeza se encontraban proyectos federales en el ámbito agrícola. El SIGA, de ASERCA que pretendía montar en sistemas informáticos la cartografía predial rural, con ligas a identidad de propietario, superficie, etc. y enfocado para administrar mas eficientemente su programa PROCAMPO. A estas fechas el SIGA continúa, al menos para Guanajuato, sin mostrar ningún avance a pesar de los muchos millones que a nivel federal se le han destinado. En forma similar relucían en aquella reunión los avances que INIFAP, también dependencia de SAGAR mostraba con su proyecto de Zonas de Potencial Productivo. A la fecha, y de nuevo a nivel de Guanajuato, no cuentan con avances significativos. Ninguna de las dos dependencias citadas compartió sus sistemas, bases de datos o archivos digitalizados, por lo que a nivel estatal, y a través de trabajos coordinados por INFO, se tuvieron que duplicar la digitalización de límites municipales, carreteras, manchas urbanas, edafología, etc. mismos que se consolidaron en SIP, que a su vez nos ha auxiliado para adecuarlos a nuestros sistemas. Se invirtió tiempo y dinero en "duplicar" a nivel estatal lo que otras dependencias federales ya tenían, pero ha redituado ampliamente, ya que cualquier dependencia estatal tiene acceso a la información básica estatal, debidamente digitalizada y georreferenciada, lo que nos permite, como el caso del SIAG, y de los bancos de información de SDAyR, georreferenciar nuestras bases de datos creando una simple liga con el SIP

Los resultados son tangibles y evidentes. Se cuenta con una plataforma estatal con las "capas" básicas que todas las dependencias pueden usar libremente. Se han optimizado recursos, por ejemplo en la adquisición de imágenes de satélite que adquiridas para el ordenamiento ecológico, por parte del Instituto de Ecología (1997), o para cuantificar superficies de cultivos, por SDAyR (1999), se inventarían dentro del acervo de INFO para su potencial uso por otras dependencias.

La conclusión del trabajo en Guanajuato es simple y se obtiene con desarrollar la ecuación: inversión + tiempo = sistemas geográficos de información disponibles .